Bienvenido

jueves, 3 de septiembre de 2009

La cena

Como siempre yo llegaba tarde a la cita, y es que la verdad estas cenas de presentación de antiguas compañeras de clase a mí no me hacían ni pizca de gracia. Pero bueno, hay estaba yo intentando de buscar aparcamiento mientras mi novia ya hacia que esperaba como 15 minutos en el restaurante.

Cuando por fin conseguí aparcar me dirigí hacia el restaurante y nada mas entrar por la puerta puede ver mi novia me saludaba con la mano desde una mesa del fondo. Cuando la ví con su vestido negro, esa misma ropa que se puso para cuando hicimos la cena en casa con postre en el pasillo. Mmmmm una leve sonrisa picara se dibujo en mi cara. Pero lo que mas me sorprendió fue su compañera Susana, que yo hasta entonces desconocía.

Me la presentó y me apenas pude tartamudear mi nombre… ella era preciosa, de altura media, unos grandes ojos de color caramelo que realzaba su piel clarita, unos labios carnosos y sensuales, pelo negro, pero seré sincero lo que mas me llamo su atención fueron sus pechos. Iba con una camisa blanca de botones en la cual se encontraban sus pechos bien acomodados. Unos pechos grandes, sugerentes y que sin darme cuenta me quede un buen rato embobado mirando mientras seguíamos con las presentaciones.


La cena transcurría como otra noche mas, solo que de vez en cuando e instintivamente se me desviaba la mirada hacia sus pechos, incluso creo que Susana se percato de mi mirada. En un momento en que mi pareja le pidió a Susana que le pasara un poco más de vino, ésta golpeo mi copa derramando sobre mi camisa y pantalón el contenido. De un salto intenté separarme de la mesa, pero quede manchado igualmente. Susana se disculpó una y otra vez, incluso intentó limpiarme la mancha de la camisa.

- Perdón, de verdad lo siento, fue sin querer.

- No pasa nada, déjalo, ya me limpio yo.

Así que me levante enfadado por la torpeza y la incomoda situación y me fui a los lavabos. Allí abrí mi camisa enfrente del espejo, intente quitar la mancha con agua y con un pañuelo, también me di cuenta que tenia manchada la entrepierna. De repente la puerta del lavabo se abrió.

- Perdón ¿puedo pasar?- dijo Susana.

- Esto… si bueno… entra.

- Vengo de nuevo a disculparme por lo patosa que soy.-dijo sonrojada.

- No tienes porque, mujer, le puede pasar a cualquiera.

- Déjame intentar a mi a ver si consigo quitarte la mancha.- dijo mientras me cogia el pañuelo de la mano.

Ella se acercó a mi, cogió mi camisa, me miró fijamente, mientras seguía pegándose a mi… hasta que descubro que la mano que cogió el pañuelo esta restregándose en mi entre pierna.

- ¿Tu crees que así saldrá la mancha?- me dijo casi susurrándome al oído.

Mire hacia abajo para ver como me frotaba, pero lo único que alcancé a ver fueron sus pechos junto a mi torso. No me esperaba para nada esa situación, me sentía un poco incomodo pero a la vez ese masaje, esos pechos y esa voz que me susurraba al oído, me invitaban a dejarme llevar…

Ella comenzó a besar mi pecho y poco a poco iba bajando, yo apoye las manos en las manos en el lavabo que estaba detrás de mí. Sus labios conseguían erizarme la piel, cada beso era para mí una pequeña explosión de los 5 sentidos. Se detuvo a la altura de la bragueta, me miró y me dijo:


- ¿te gusta la vista de mis pechos desde aquí?

- Susana no sigas por favor… - dije tartamudeando y contradiciéndome a mi mismo, puesto que no oponía ningún tipo de resistencia.

- Pues creo que tu “amiguita” tiene ganas de juego- dijo mientras abría la cremallera y dejaba ver mi polla muy excitada.

La cogió suavemente entre sus dedos como si de un pequeño dulce se tratara, se la metió de golpe en la boca y hasta el fondo. Entonces pude sentir el calor que desprendía su boca y sus labios. Su lengua comenzó a recorrerme desde los huevos hasta la punta de la polla. Un pequeño hilo de saliva se descolgaba desde mi miembro a su boca. Eso hizo que me excitara aun más. Ella continuaba con un mete y saca, acompañado de una mano ágil que seguía su ritmo.

Yo apretaba con ambas manos el lavabo, puesto que cada vez que mi polla era engullida sentía unas inmensas ganas de correrme, pero justo en el momento que parecía que yo no aguantaba mas ella paraba y la sacaba. Jamás había visto mi polla tan llena de venas, entre sus manos me parecía inmensa, era la mejor mamada que me habían hecho en la vida y la cosa todavía no había terminado. Yo estaba tan anestesiado que incluso miraba hacia al techo de tanto placer que me estaba dando. Y en uno de esos momentos cuando volví a mirarla, se había desabrochado unos botones de la camisa… así que sacó una vez mas la polla de su boca, empapada en saliva junto con mis jugos se la introdujo entre los pechos mientras me decía:

- No has parado de mirarlas en toda la noche, ahora siéntelas.

- Creo que no aguanto mas, voy a correrme…. – ese cambio de ritmo, mi polla entrado entre los pechos y esos labios carnosos me habían poseído totalmente.

- Hazlo en mi boca – dijo mientras abría su boca e introducía de nuevo mi polla dispuesta a eyacular.

- Me corro…ahhhhhhhhhhhhhms, mmmmmmmmm siiiiiiii ¡!.

En ese preciso momento, mi corazón latía a cien por hora, creo que incluso deje de respirar durante unos segundos, notaba como en cada espasmo que daba su boca se llenaba de mi leche calentita. Ella seguía succionando hasta tragarse la última gota.

Cuando terminó se incorporo abrochándose la camisa y diciéndome al oído:

- Espero que si no sale la mancha de vino, al menos no te enfades conmigo…

Salió por la misma puerta en la que entró, dejándome allí, con la camisa desabrochada mi polla flácida y anonadado por todo lo ocurrido.

8 comentarios:

Anita dijo...

muy excitante el relato...mi piel se erizo toda, imaginando la situacion.

Bellas fotos.

Anita dijo...

Linda la música, muy sugerente.
Bonitas fotos...el blog va tomando "color" y "calor".

RROCHII90 dijo...

Muy buen relato, me encanto, y gracias por el comentario! jaja foto dedicada a los seguidores..mmm dejamelo pensar...

besos

Ro
RROCHII90

Nana Nicotina dijo...

Los 'aquí te pillo aquí te mato' siempre resultan sugerentes...

laura dijo...

Te devuelvo la visita y ademas si no te molesta, te llevo a mis favoritos

Eco dijo...

@anita: gracias por todo amor eres un encanto !
@Rocchi: no tienes que agradecerme nada
@Nana: las cosas imprevistas con final feliz siempre saben mejor
@laura: Que me va a molestar !!! a mi me encanta leer tambien tu blog !

Amante del mar dijo...

mmmmm...hubiera hecho eso y mucho mas..."asi" como me leiste...
Leerte y excitarme...un regalo

fresita dijo...

vaya relato, me dejas con la boca abierta!
tú si que tienes experiencia Ja!