Bienvenido

sábado, 16 de enero de 2010

La cena de empresa... Final

Y alli estabamos los dos a las 4'30 de la madrugada, con el local cerrado y muertos de frío y encima yo no podía volver a mi coche, por que estaba siendo utilizado.

Asi que le pregunté a Claudia si le apetecia ir a otro sitio a tomarnos la última copa, a lo que ella accedió. Pero no dimos ni cinco pasos cuando comenzó a llover.

- !Lo que nos faltaba! - dije un poco mosqueado.

- Corre vamos a resguardarnos en algún sitio- respondió Claudia.

- Mira, vamos para el coche, con suerte estos habran terminado y yo cojo el vehiculo y vamos donde sea.- le sugeri.

- Vale pero apresurate que me estoy empapando - me respondió Claudia mientras agarró mi mano y me arrastro a ritmo acelerado.


Ambos corrimos para el coche, la lluvia empezó a apretar cada vez mas, asi que no me fijé bien en el coche. Lo único que pude ver que los asientos delanteros estaban vacíos. Asi que pege en la ventanilla mientras grité:

- Toni abre la puerta que estamos chorreando !!.

Enseguida puede ver como su mano levantaba los pestillos, asi que le di la señal a Claudia para que entrara por la puerta del copiloto. Ambos nos sentamos y cerramos la puerta apresuradamente. Despues de un minuto de nervios y prisas, Claudia y yo nos miramos para analizar la situación. Ambos giramos la cabeza y pudimos observar la estampa... Toni y Silvia estaban semidesnudo, él tumbado sobre ella. Claudia y yo nos volvimos a mirar y nos reimos. Mientras Toni se quedó un poco paralizado, pero Silvia le cogió la cabeza he hizo que le volviera a besar y a continuar con su apasionado romance. Poco tiempo le faltó a Toni para deslizar su mano por debajo del tanga de Silvia que era la única prenda que le quedaba puesta, y ella por su parte comenzo a mordisquearle el cuello mientra soltaba gemidos. Claudia y yo mientras continuabamos en silencio, sin saber que hacer ni como reaccionar. La lluvia parecia que cada vez era mas intensa apenas se podia ver lo que sucedia fuera del vehiculo, pero lo que estaba pasando dentro era algo totalmente inusual.




De repente veo como Claudia gira el retrovisor y se lo coloca en posición. Me quedé mirandola un rato, ella estaba con el pelo mojado y la lluvia le habia calado el vestido ceñiendoselo mas al cuerpo.

-¿Que haces?- se susurré.

- Bueno ya que estamos aqui empapados y con frío, almenos veré algo para entrar en calor jejejeje.

- jejeje que tia...- dije irónicamente, mientras yo bajaba el tapasol que hay en el asiento del conductor, puesto que este también tenia un espejo.


Ambos mirabamos como auténticos voyeurs, y a mi la situación me estaba poniendo cachondo para que mentir. Sobre todo cuando Toni separó una de las piernas de Silvia y fue a parar a mi reposa cabezas, entonces pude observar el coño de Silvia enrojecido y como Toni sacaba su polla durisima y se la iba clavando poco a poco. La cara de Silvia no tenia ningún desperdicio, era puro éxtasis de placer. Gemía, se mordia los labios y suspiraba alocadamente. Ufff madre mia aquella situación hizo que me excitara mas. Entonces casi instintivamente comencé a bajar mi mano hasta el pantalon y comencé a sobarme la polla, pero lentamente porque queria disimular mi calentura.

- Sacatela si quieres... no sea que vayas a romper el pantalon jejeje- dijo Claudia mientras me pilló acariciandome.

- No... si yo no... bueno- me dejó totalmente cortado y sin saber reaccionar.

- A mi me estan poniendo cachonda, y menuda polla que tiene Toni. - volvió a decir Claudia sin apartar la vista del retrovisor.

Yo seguía sin reaccionar, así continue con mi faceta voyeur y seguí mirando. Pero es que los gemidos de Silvia se estaban volviendos gritos de placer cada vez que era embestida por el pollon de Toni. Asi que pensé : "Que mas da, si yo los he visto a ellos, ademas no aguanto mas". Bajé la cremallera del pantalon y saqué mi polla, totalmente erecta y deseando que la masturbara. Comencé a masturbarme a un ritmo pausado mientras contemplaba la escena, si percatarme de Claudia que al verme con la polla fuera digo:

- ¿Ah si? Pues pongamonos cómodos todos.

Claudia puso ambos pies en el salpicadero del coche, levantó la cintura del asiento del coche y llevando sus manos atraves de sus piernas, comenzó a quitarse el tanga tambien. Dejó su ropa interior a la altura de los tobillos y metió de nuevo la mano entre las piernas, pero esta vez para masturbarse también.



Esa escena creo que me excito muchisimo mas que ver a Toni follar con Silvia atrás. Ver a Claudia compañera diaria de trabajo, como se estaba masturbando por debajo del vestido, ver esa cara de lujuría. Agarré mi polla fuertemente con la mano y comencé a acelerar el ritmo mientras la miraba. Aunque ella seguía pendiente a lo que sucedia en los asientos traseros, yo no podía dejar de mirarla. Entonces ella me miró por un momento, y no se porque lo hice, pero mi mano se poso en su pierna. Mi mano comenzó a bajar por el muslo y ella reaccionó abriendo mas las piernas, mientras que con su otra mano sacó sus tetas del vestido. Lo que entendí como via libre para tocarla. Mis dedos llegarón hasta su coño, dos dedos se introducieron sin ningún problema y entonces fué cuando ella gimió: ahhhms, ahhhmsss.

Claudia intento alargar su brazo hasta llegar a mi polla, pero como ella estaba medio recostada no llegaba. Mire un momento atrás para ver a Toni y Silvia e increiblemente todavia estaban follando, ambos parecía animales en celo, sudaban y no paraban de acelerar el ritmo. Yo fuí a acelerar mi ritmo porque tenias unas ganas de correrme increible, al notar como el coño de Claudia se derretia en mi manos. Pero fue Claudia quien comenzó a levantarse del asiento, yo saque mi mano de sus piernas y ella me miro mientras cruzaba una de sus piernas hasta mi asiento y me dijo:

- Ya de perdidos al rio....

Moviendose torpemente entre los asientos, el volante, el cambio de marchas, logró llegar hasta mi asiento, pero lo que me tenia totalmente desconcertado es que no dejó de mirarme fijamente a los ojos todo el rato, parecia poseida.




Se sentó de rodillas encima mia. Una risa picarona se le dibujo en la cara. Su mano derecha bajó hasta mi polla, ella tenia los dedos calientes y mojados tambien. Al cojer mi polla comenzó a dejarse caer sobre ella, mientras me miraba y con su otra mano me puso el dedo indice en la boca y dijo:

- Shhhhhhhh dejate hacer....





Cuando noté que mi polla marcada comenzaba a entrar en su cálido coño, empecé a lamerle el dedo que tenia en mi boca. Mi polla se habia clavado por completo en su coñito. Ella dejó mi polla paralizada dentro de ella. No se movia solo se quedó mirando mi reacción. Pero no podía aguantar tanto placer y morbo a la vez, asi que mis manos se deslizaron por su cintura hasta levantarle el vestido. Mis manos cogieron ambos cachetes del culo, la levanté hasta dejar mi polla solo con la punta dentro de su coño y luego la dejer caer de golpe.



Ella reclino la cabeza hacia atras y comenzo a galoparme. Sus manos se agarraron al reposacabezas de mi asiento y ella cada vez galopaba mas rápido. La sensación que yo tenia era casi indescriptible. El notar como mi polla salía casi por completo y notar como entraba rozando toda su pared vaginal, el notar como su coño se contraia, dando pequeños apretones sobre mi polla, todo eso me estaba volviendo loco. Y para mas inri Silvia gemia como una posesa, parecia la tipica actriz porno que lanza gritos desgarradores. Mientras Claudia y yo, apenas gemiamos de placer, ibamos conteniendo nuetras respiración, suspirando cada vez y mas fuerte.


La galopada que me estaba dando Claudia era muy placentera y muy rápida. Ella volvió a mirarme , tensó su rostro y acelero aun mas si cabe. Yo le susurré al oido:

- Voy a correrme si no paras...

Pero eso pareció ponerla mas cachonda aún, por que ahora sus movimentos dejaron de ser rápidos para ser cada vez mas profundos e intensos. Estaba a punto de correrme asi que mis manos agarraron fuertemente su culo, mis dedos comenzaron a mojarse del liquido que soltaba Claudia de lo cachonda que estaba y en ese preciso momento, se escuchó en el asiento trasero a Silvia decir :

- Me corroooooo, ayyyyyyy que me corro siiiiiiii, sigue asi que me corroooooooooo, no pares ahora no pares cabron, que me corroooooooooooooooooooo.

Esa palabras fueron la gota que colmo mi vaso y al parecer el de Claudia tambien, porque yo comencé a correrme y mientras yo lanzaba un estallido dentro de ella, Claudia se retorcia de placer apretando sus dientes y suspirando aliviada. Los movimientos de Claudia parecia como querer exprimir cada gota de mi polla, porque justo despues de que cada golpe de semen, ella conseguí inclinar su cintura para darme el máximo placer.


Despues de correrme ella sigió moviendose muy, pero que muy lento, hasta que se dejo caer sobre mi agotada. Y luego sin saber muy bien que habia pasado...nos entró la risa tonta a los dos.
Claudia se volvió para su asiento y ambos nos rescotamos en él, y mirandonos no podíamos parar de reir. Al mirar atras vi como Toni y Silvia practicamente se habian quedado dormido uno encima del otro.


Pasaron 2 horas mas, justo antes de amanecer cuando arranqué el coche y los lleve cada uno a sus respectivas casa, solté en último lugar a Claudia la cual se despidió de mi con un beso en la mejilla y me dijo:

- Nos vemos ya en enero... aunque a la Claudia de esta noche no la veras hasta la próxima comida de empresas....

6 comentarios:

Secreta dijo...

Muy caliente... Me gusta tu blog.
Un beso.

Maya Rincón dijo...

x)____________ como me enciendes xDDD

Lydia dijo...

Impresionante escena... la entrada en el coche... es genial, cuando él se siente excitado viendo a la otra mirándole lascivamente y ofreciéndole la invitación a participar... ufff

Skorphio dijo...

Buen relato, me ha gustado todo, la complicidad de los cuatro, la follada, ...todo...

Orfe&Euri dijo...

Nos ha gustado mucho!!!

Nikita dijo...

Madredelamorhermoso!!!
Me ha encantado, mirar y que te miren es de lo más excitante.
Beso